Siendo justos con el fútbol

El Chelsea, justo finalista de la UEFA Champions League 2012. EFE / Andreu Dalmau.

Se dice, se cuenta, se rumorea, que el fútbol le ha dado la espalda al Barça. Que a pesar de los esfuerzos del equipo azulgrana de engrandecer este deporte elevándolo a la categoría de arte no estará en la final de Múnich donde sí viajará un equipo que nada quiso saber del balón, que se limitó a defender y a golpear en las escasas opciones de las que gozaron. No son pocos, pues, los que califican la eliminación del Barça como una injusticia futbolística, pero lo cierto es que a lo que jugó el Chelsea también es fútbol y que su mérito es tan o más elogiable que lo que su rival consiguió a pesar de caer. Siendo justos con el fútbol y sus inventores, hay que reconocer que el equipo de Di Matteo está en la final de la Liga de Campeones por méritos propios.

Debido al pequeño revuelo que se originó tras un comentario que publiqué en Facebook, en el que aseguraba que los de Guardiola merecieron estar en Múnich por “fútbol, por ocasiones y por ser el mejor en 180 minutos”, escribo estas líneas para matizar cuatro ideas y alimentar el debate, que me parece sano, instructivo e interesante.

El primer matiz es que considero que el Barça mereció ser finalista, y no con ello digo que el Chelsea no lo merezca. Es un finalista justo que jugó sus bazas en favor de un resultado y en consecuencia de su reconocida inferioridad ante el equipo azulgrana. Lo dijo Fernando Torres, autor del definitivo 2-2: “Contra el Barça no podíamos jugar a otra cosa”. El equipo inglés se echó atrás, tapó los espacios en Stamford Bridge y en el Camp Nou y defendió incluso colocando a su referencia en ataque, Drogba, de lateral derecho. Algo que ya hizo Mourinho con Eto’o en las semifinales del 2010 con el Inter de Milán, con idéntico resultado.

Falta la segunda parte, la que algunos parecen haber olvidado. Defendió el Chelsea a la perfección, y nada se le puede reprochar tampoco de su ataque. Gozó de cuatro disparos entre los tres palos en la eliminatoria y embocó tres. Ganó en su campo por 1-0 y zanjó la semifinal cediendo un empate en campo rival y anotando dos goles. Algo que esta temporada sólo habían conseguido el Milan en la fase de grupos de la Champions (2-2), el Betis (4-2), el Granada (5-3), y el Real Madrid en tres ocasiones (en Liga, 1-2, en Copa, 2-2, y en la Supercopa, 3-2).

Vencedor moral, por estilo y atractivo
Entramos en el terreno puramente subjetivo. El apoyo al vigente campeón es total y el crédito que ha conseguido este equipo parece todavía demasiado como para hablar de desconfianza, de fin de ciclo y de otras grandes chorradas. El Barça ha enamorado por su estilo de juego, su apuesta por mimar el balón, su descarada e inagotable ambición a pesar de levantar 13 trofeos en cuatro años. También anoche, porque morir con la pelota en los pies siempre es más emotivo que lanzar la toalla.

Ante esto, y el orgullo del barcelonismo para con un club que se ha dejado la piel en cada competición en los últimos años no hay nada que decir. Es más que representativo que el actual finalista de la Liga de Campeones elogie a su rival después de eliminarlo y reconozca su superioridad y le siga etiquetando con la vitola de mejor equipo del mundo.

Leo Messi falló el 3-1 desde el punto de penalti en el minuto 48. EFE / Alberto Estévez.

El penalti de Messi
El siguiente matiz es para abrir el análisis de juego del FC Barcelona en esta eliminatoria. Nadie negará que no fue de los mejores partidos de la era Guardiola, ni el de Londres ni el del Camp Nou, porque si lo hubieran sido estaríamos hablando de cosas muy diferentes ahora. Al equipo, como también demostró contra el Real Madrid, le falta ritmo, verticalidad y profundidad. El problema de este Barça es que juega tan de memoria y tan preciso, que cuando el cuerpo no responde, se evapora la chispa y el último pase no llega, se entra en un círculo vicioso difícil de salir. El desgaste y la falta de espacios dibujaban un Barça previsible, con pocos recursos en ataque salvo seguir merodeando la frontal con un rondo infinito que no encuentra solución. Y he aquí otros dos pequeños sub-matices.

  • En la jugada del 1-0, el Barça sorprende botando un córner en largo, algo poco habitual en el equipo de Guardiola. El despeje provoca espacios y el cambio de banda de Cuenca, que centra des de la izquierda, es la segunda sorpresa con la que se encuentra el Chelsea.
  • El Barça se volvió loco con el 2-0 y pagó el despiste defensivo encajando el primer tanto. Se olvidó Mascherano de que ya no tenía a Piqué de pareja de baile tirándose ante Lampard a por un balón que no robó, dejando vendidos a Busquets y Puyol que no llegaron a la cobertura para defender a Ramires. Y se precipita Valdés en salir.

El gran mazazo fue el penalti que erró Messi, del que no se recuperó. Se le necesitaba anoche, porque sin él su equipo todavía es más previsible. Los grandes también fallan, y errores como el de anoche les supone una losa difícil de levantar. Pero lo hará, pues sigue siendo el mejor del mundo, pero cierto está que se le recordará por esta acción como todavía se siguen acordando en Manchester y Londres del que falló Cristiano Ronaldo en el Camp Nou en 2008, así como en la final, y el de Terry tras el resbalón fatídico que dejó al Chelsea sin título.

En definitiva, nadie puede reprochar al equipo de Guardiola que no lo intentara. Le faltó puntería, pero no esmero. El Chelsea hizo su trabajo y se plantó con total justicia en la final de Múnich, con un juego rácano pero eficaz. Lo que no es justo decir es que una de las dos cosas no es fútbol.

Anuncios

8 comentarios en “Siendo justos con el fútbol

  1. Disculpadme por cortar esta especie de orgía blaugrana, pero yo no creo que el partido de ayer sea como para estar orgullosos de este equipo. No es de recibo que con un 2 a 0 en contra, un Chelsea con 10 hombres nos remontara. No es de recibo porque hasta alguien como yo, que no tiene ni idea de futbol, ve que el Barça no supo defender. Que cada vez que el Chelsea se acercó a nuestra portería chutó y marcó. Igual que lo hizo a la ida. Igual que lo hizo el Madrid. Pero eso sí…seguimos jugando con 3 defensas….como nos va tan bien….No es de recibo.

    Me gusta

    • En la esencia no te falta razón. El campeón no se puede permitir que un equipo con 10 hombres durante una hora le de la vuelta a la eliminatoria. Cierto es que no supo defender al Chelsea, pues de 4 disparos entre los 3 palos, 3 fueron gol. La defensa de 3 es cuestionable, en ocasiones, pero no fue ese el motivo de la eliminación. El orgullo se nutre gracias a la gran época que está viviendo, y un partido es sólo una línea de todo el discurso.

      Me gusta

  2. Com tampoc és de rebut Elva tirar pel terra el crèdit d’aquest equip quan ho ha guanyat tot i més. Crec que alguns seguidors del Barça no som conscients de la història que ha escrit el conjunt de Guardiola. Ni abans eren inmortals ni ara són el pitjor equip del món, però clar, els exits al món del futbol són efímers. És evident que dels perdedors no se’n parla però jo em sento orgullós d’aquest equip per més que la pilota no entrés. L’actitud no equival un títol però ahir, malgrat el desgast físic i psicològic, el Barça en va tenir i això a mi em fa tenir un gran respecte cap aquest equip.

    Me gusta

    • Hi estic d’acord amb el que dius. El crèdit no es perd d’un dia per l’altre, tot i que s’hagin perdut dos títols en tres dies. A un Barça o a un Madrid se’ls demana que a final de temporada lluitin pel màxim de títols possibles, i els únics que arribaven amb possibilitats aquesta setmana de guanyar Lliga i Champions eren precisament aquests dos.

      Me gusta

  3. Quan som petits ens diuen que lo important és jugar. Quan ja no som tan petits, el que volem és guanyar i és igual de lícit defendre que atacar. El Chelsea va jugar a defensar, és un joc i ho pot fer, és la seva tàctica. Va saber defensar, va guanyar i ara és a la final, és el que volien i ho han aconseguit. L’altre cosa és el que ens hagués agradat veure, ara ataques tu, ara ataco jo. Personalment és el que m’hagués agradat veure i no 8 homes xocant contra una barrera de 8 davant una porteria. Parlo com una simple observadora que ni hi entén ni sap jugar a futbol, però que li agrada veure’l. És dur perdre, però tots es tornaran a aixecar

    Me gusta

    • La màgia d’aquest Barça és que ha estat capaç de jugar bé, guanyar i divertir-se a la vegada. Això és el gran mèrit de l’equip. Però no sempre serà així, cal un pla B on guanyar sigui l’objectiu per a divertir-se després. Segurament els aficionats del Chelsea van patir durant 180 minuts, però ara és el somriure de ser a la final qui mana.

      Me gusta

  4. Roger, no tiro per terra el crèdit de l’equip. No ho pretenc. Però tampoc és just que l’orgull culé sigui simònim de dur una bena als ulls. Per mi, aquell dia no van jugar bé i van faltar veus que ho reconeguéssin. No crec que dir-ho s’hagi de veure com un atac als colors blaugranes. Sóc la primera que vull que demà Guardiola digui que renova, però que ho hagi fet molt bé fins ara no li dóna un xec en blanc permanent. I si un dia no m’agrada el que veig, ho haig de poder dir sense que ningú s’ofengui.

    Me gusta

  5. Elva, no seré jo qui censuri cap opinió, només faltaria! I la meva postura, i menys pel futbol, no és d’ofès sinó vehement. Tens raó, en quant a joc, el Barça no va fer el seu millor partit. Però no parlo d’això. Aquest equip ens ha mal acostumat a aconseguir-ho tot, cosa que no és normal, doncs no són maquines. Han estat a un nivell altíssim fins que -tard o d’hora havia d’arribar- han perdut on fins ara no fallaven. I del q em queixo és de la rapidesa que tenim en oblidar i la facilitat en criticar quan les coses no van bé.
    Al meu entendre va més enllà del simple èxit, és una qüestió de valors. De sacrifici, d’esforç, que han demostrat fins fa una setmana quan van començar a perdre contra el Madrid. Però no poden més i probablement la fòrmula Guardiola estigui desgastada (una de les raons per les quals avui anunciarà que marxa). Crèdit permanent? Però si han començat a anar maldades ara! Des de la seva arribada al 2008!
    Ja per acabar, segurament la teva opinió és majoritària a la meva però crec que el gran què d’aquest equip ha estat el canvi de xip en l’afició a l’hora de mostrar-nos pessimistes i apocalíptics. Només així s’entèn perquè a l’acabar el partit contra el Chelsea l’afició comencés a aplaudir.
    Ah! i no t’enfadis que t’ho dic de bon rotllo i et seguiré posant les promos amb molt de carinyo! 😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s