The Blog must go on

Las horas se convierten en días, los días en semanas y las semanas en meses y así, casi sin darte cuenta, compruebas que has dejado a tus fieles lectores sin novedades en el blog desde hace más de tres meses. Seguro que entenderéis las causas y sabréis perdonarme tras saborear las líneas que vienen a continuación.

Mi vida ha cambiado bastante desde la última vez que actualicé. Principalmente ofreciéndome más salud mental y algo más escuálida la cuenta corriente. Sí, ahora formo parte de esta masa social que lleva de vareta a media Europa, y más concretamente al no pequeño grupo esculpido por tres parámetros: joven, licenciado y español.

Imagen

Recién cumplido un mes de esta situación, aprovechándolo para regalarme unas vacaciones más que merecidas, me propongo regresar a mis funciones hiperactivas teniendo en cuenta que el mes de agosto es el más canario de todos los meses. Os alegrará saber que tengo varios proyectos en mente y que espero poder contar novedades laborales en el menor plazo de tiempo posible.

Para empezar, intentaré en los próximos días hacer un repaso de las lecturas de este verano (que no son pocas), desde que acabara la pegadiza novela de John Locke. Va, que ahora que estaréis la mayoría de vacaciones tendréis más tiempo para pasaros por aquí. Así que, re-bienvenidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s