Punto final a los JJOO Londres 2012. Y ahora, a por el enésimo “partido del siglo”

The Who y no The Rolling Stones -lo siento pero estoy indignadísimo; por la ausencia de los segundos más que por la presencia de los primeros- cerraron los Juegos Olímpicos más british, en una ceremonia en plan postal turística de Gran Bretaña donde faltó algún guiño más al deporte, principal foco de atención de este evento planetario; y no, con la entrega de medallas de la prueba de la Maratón (que, por cierto, no gozó de llegada al Estadio Olímpico en otro gesto más de la organización por expandir la marca de la ciudad) no fue suficiente. Suerte de las centenares de imágenes que nos deja, imborrables en nuestras retinas, estos Juegos que nos permitirán hacer más llevadera la espera durante la Olimpiada de Río, un proyecto real que ya dejó entrever anoche que no se dejará intimidar con el repertorio musical británico y que sacará toda la artillería pesada dentro de cuatro (largos) años.

Así que sí, ya se acabó lo bueno y tras un orgásmico seguimiento a los deportes más minoritarios volvemos a la realidad, al fútbol nuestro de cada día, a la rivalidad entre Barça y Madrid, al eterno debate de si Messi o Cristiano, que quién merece el Balón de Oro, que por cuánto llegará Modric al Bernabéu, que si Tito se comerá el turrón en el Camp Nou o en su casa…

Algunos ni siquiera han esperado al día 2 post JJOO para romper con una portada novedosa y recordarles a los aficionados del balompié que no se han ido, que siguen ahí.

Afortunadamente, la fiebre de los Juegos Olímpicos ha despertado un debate entre la prensa deportiva y los aficionados en el que se hace referencia a si algo debería cambiar ahora, no esperar cuatro años para hablar sobre taekwondo, hockey patines, waterpolo, balonmano etc.; no abusar tanto de la información futbolística –y lo que no es información- y hacer eco de decenas de disciplinas que en las olimpiadas tienden a caer en el olvido, con ínfimas excepciones a razón de cuatro líneas en la penúltima página del periódico cuando un deportista nacional consigue una gran gesta a nivel mundial. Un debate al que me sumo, aunque dudo que se mantenga activo después del próximo fin de semana, una vez eche a rodar la liga de fútbol.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Seamos sinceros. El próximo domingo, y con más motivos aún el cercano 23 de agosto con motivo de la Supercopa de España, pocos, muy pocos o casi nadie se acordará de muchos de los nombres que han sonado durante estas dos semanas. Missy Franklin, Svetlana Romashina, Victoria Pendleton, William Accambray… Y un largo etcétera, y eso que estoy hablando de campeones y campeonas olímpicos. “El fútbol lo devorará todo”, espetó con un discurso anti-balompédico Ernest Riveras anoche al término de la ceremonia de clausura. Y no le falta razón.

Y en este punto es donde entramos nosotros, los periodistas. También los aficionados, porque también es culpa suya (nuestra) el hecho de que los pabellones estén desiertos, que a una bicampeona olímpica como Mireia Belmonte la vaya a ver su familia y cuatro gatos más a los europeos y mundiales de natación, o que clubes históricos se encuentren de bruces con la obligación de abandonar una competición por falta de apoyo económico.

El problema de la prensa deportiva no es otro que el económico. Si ya les cuesta a los que regentan los despachos enviar a sus periodistas a cubrir según qué partidos de fútbol de Primera División, imaginad al Open de España de taekwondo en Alicante. Que la lucha contra el desamparo de los deportes minoritarios (cuando ya les acompaña este epíteto, mal vamos) no nace hoy, ni seré yo el primero en izar la bandera de la pluralidad, ni tampoco los de Londres son los primeros Juegos Olímpicos que generan este debate que ya nace estigmatizado por la estrechez del calendario deportivo, la guerra de las televisiones por el fútbol, y el consumo poco inteligente del telespectador, oyente y lector. Pero qué fue antes, ¿el huevo o la gallina?

Bonus Track:

El equipo olímpico británico ha disfrutado tanto con sus JJOO que no quiere parar ahora. Divertido video-clip con un nuevo homenaje a Queen (jamás serán suficientes homenajes) protagonizado por algunos deportistas del GB Team.

@RMoron1985

Anuncios

2 comentarios en “Punto final a los JJOO Londres 2012. Y ahora, a por el enésimo “partido del siglo”

  1. Gran artículo Raúl.
    No solo faltó los Rolling… ¿Y Police, The Clash, The Jam…? El horror de ceremonia de clausura dándole dos temas a George Michael (respect para ‘Freedom’, horca por la segunda), una Annie Lennox que no recuperó nada de Eurytmics, Liam con ojeras y sin Noel… Y el ‘momento universal’ de ‘Imagine’ ya cansa. Lo mejor, sin duda las Spice y el momento Freddie (después May se encargó de echarlo todo por tierra con la gorgoritos de Jesse J).

    Por lo de la desparición a partir de ahora de los deportes minoritarios yo siempre digo lo mismo: tenemos lo que merecemos. Si la gente quiere fútbol que lo disfrute. Pero también te digo una cosa, no todo está perdido: en el tema del running hay un salto importantísimo de relevancia respecto a hace una década, la gente sale a correr, comienza a idolatrar a los atletas tanto como a los futbolistas y eso es un paso adelante.

    Salud!

    Me gusta

  2. ¡Gracias David!
    Estoy de acuerdo, faltó mucho grupo emblemático. Sin embargo, los Rolling son los Rolling… ¡No era negociable!
    Espero que así sea, y todos los deportes disfruten de una buena presencia en los medios del futuro, aunque no soy muy optimista con esto. Ojalá con el running se asienten las bases para seguir por el buen camino.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s