Papel de váter

Papel de váter

Resulta que el ser humano está hecho de una pasta tan peculiar que es selectivo hasta con el decoro de su propio cuerpo. Véase el ejemplo: el ser humano es capaz de restregarse hasta la saciedad con otro individuo totalmente desconocido minutos previos a la fricción compulsiva e intercambiar diversos fluidos corporales; pero sin embargo cuando de defecar se trata la situación se complica. El dónde y el cómo adquieren una importancia desmesurada en relación a otras ecuaciones de la vida cotidiana.

Y resulta llamativo identificar cómo esta incógnita, que según la circunstancia nos puede llevar de la calma a la desesperación, en muchas ocasiones se resuelve con un simple rollo de papel de váter. Sí amigos, somos partícipes de un mobbing personal de tremendas dimensiones hacia con nuestra boca (porque todo lo que no mata, engorda) pero le tenemos un pánico inaudito al plástico y a la cerámica de los inodoros, en lo que a nuestro trasero le incumbe. Cuatro papeles estratégicamente colocados y le damos rienda suelta a nuestro esfínter.

Esta reflexión es gratis, os la regalo. Pero me sirve para introducir el tema del que verdaderamente quiero hablar; que no es otra cosa que de la infección que sufre España por esa bacteria llamada corrupción que no va a desaparecer por mucho que sus transmisores se empeñen en ocultarla bajo trozos de papel de váter, véase auditorías inútiles, ruedas de prensa escurridizas o amenazas ocultas contra el que quiere desvelar la verdad.

Cospedal ha afirmado que la contabilidad del PP es "única, clara, transparente y limpia" y me han entrado ganas de ca...Foto: EFE

Cospedal ha afirmado que la contabilidad del PP es “única, clara, transparente y limpia” y me han entrado ganas de ca…
Foto: EFE

Es la lacra de un país moribundo en el que este grupúsculo de terroristas financieros se ha atrevido a señalarlos con el dedo como los culpables del crack económico (hemos vivido por encima de nuestras posibilidades), a transferirnos la responsabilidad cargándonos una tonelada de esfuerzo que muchos no pueden soportar; mientras con la otra mano se lucran (me niego a escribirlo en pretérito) a costa de nuestro futuro.

Y mientras tanto, y para justificar (¿?) su sueldo “blanco” (Rubalcaba dixit), ese que les concedemos con nuestra efímera colaboración con la democracia, se dedican a colocar estratégicamente trocitos de papel váter (aunque de “higiénico” no tenga nada) alrededor de este inodoro en el que se está convirtiendo España, como si del canto de la desesperación, la pobreza y el sufrimiento no pudiéramos resbalar en cualquier momento siendo engullidos por la cañería del olvido.

Me niego a pensar que la única solución posible sea el estreñimiento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s