Sin cantera no hay futuro

Este miércoles asistí a una charla enmarcada en una nueva edición de BCNegra, en la que participaron Pere Rusiñol (Mongolia), José Sanclemente (El Diario.es) y Maruja Torres (exEl País) bajo la pregunta ¿Quién ha asesinado el periodismo? Una conversación moderada por Ignacio Escolar (El Diario.es) más destructiva que constructiva, todo sea dicho, un reflejo del presente del sector. La idea era colocar bajo el foco al asesino, un poder financiero y político que, también con la estimable ayuda del lector, ha dejado al periodismo quizás no cadáver, pero sí con una herida que le costará cicatrizar.

Llevo unos cuantos años asistiendo a este tipo de charlas sobre el presente y el futuro del periodismo y, desgraciadamente, cada vez salgo más decepcionado por lo que escucho. No me malinterpreten, siempre resulta interesante escuchar lo que alguien curtido en la profesión tiene que decir al respecto, pero intuyo que su supuesta preocupación no es en absoluto comparable con la que tenemos todos los periodistas que con la crisis hemos visto cómo se cerraban tantas y tantas puertas de nuestra profesión. Apenas estábamos iniciándonos en este mundo y ¡zas! Persiana abajo. ¿Cómo es posible que exista esperanza para un periodismo libre si no hay una buena cantera de periodistas?

Y no la hay porque el presente periodístico está herido de muerte, o más bien el modelo de negocio que hasta hace poco había permitido, al menos, crecer en el oficio. En la actualidad, los grandes medios están reservados para unos pocos (mayormente, los de siempre) y los nuevos medios están copados por ex de grandes medios capaces, gracias a su experiencia previa y contactos, de crear nuevas plataformas en las que poder seguir manteniéndose en el alambre hasta que encuentren un destino mejor. Pero, ¿y la base? ¿Qué pasa con los miles de licenciados en Periodismo que hay cada año, con los miles y miles de periodistas que están en el paro, trabajando en cualquier otro sector para subsistir y sin poder ir mejorando y creciendo en una profesión en la que es básico el día a día?

No me he considerado nunca una persona pesimista, pero la situación actual es grave, no existen oportunidades y las hojas del calendario siguen consumiéndose. Y para muchos periodistas, aquel futuro prometedor se ha convertido en una pesadilla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s