Que el monte lo limpie Mariano

Cuando en septiembre de 2008, ya con la crisis económica subiéndose a nuestras barbas, me marché a Madrid para intentar dar un paso adelante con mi carrera e intentar forjarme un futuro profesional pensé que no iba a ser nada sencillo, que nadie me iba a regalar absolutamente nada y que debería luchar, todavía con más ímpetu del que había utilizado hasta la fecha, para lograr mis metas. Experiencias personales a parte, crecí profesionalmente hasta un punto que mi mundo me dejó con la miel en los labios, visto obligado a retroceder y regresar a mi ciudad natal para volver a empezar, situado un poco más lejos en el camino que dejé, cuando el calendario señalaba junio de 2010.

Dos años más tarde de mi regreso, vuelvo a ubicarme en las primeras casillas del tablero afrontando una vez más un reinicio que, hace cuatro años, creí haber dejado atrás. La situación actual complica el volver a empezar, la famosa “reinvención” de la que hablan los políticos de este país que, paradójicamente, siguen anclados en una gestión retrógrada, sin ápice de cambio, encajados en unas políticas sociales inexistentes y en la facilidad del decretazo para echar por tierra todos los derechos laborales, sociales y humanos por los que mis padres, mis abuelos, mis antepasados, nuestros antepasados, han luchado durante siglos, vaciándose de sangre, sudor y lágrimas para forjar un futuro, ya no digamos mejor, digamos digno.

Sigue leyendo

The Blog must go on

Las horas se convierten en días, los días en semanas y las semanas en meses y así, casi sin darte cuenta, compruebas que has dejado a tus fieles lectores sin novedades en el blog desde hace más de tres meses. Seguro que entenderéis las causas y sabréis perdonarme tras saborear las líneas que vienen a continuación.

Mi vida ha cambiado bastante desde la última vez que actualicé. Principalmente ofreciéndome más salud mental y algo más escuálida la cuenta corriente. Sí, ahora formo parte de esta masa social que lleva de vareta a media Europa, y más concretamente al no pequeño grupo esculpido por tres parámetros: joven, licenciado y español.

Sigue leyendo