The Blog must go on

Las horas se convierten en días, los días en semanas y las semanas en meses y así, casi sin darte cuenta, compruebas que has dejado a tus fieles lectores sin novedades en el blog desde hace más de tres meses. Seguro que entenderéis las causas y sabréis perdonarme tras saborear las líneas que vienen a continuación.

Mi vida ha cambiado bastante desde la última vez que actualicé. Principalmente ofreciéndome más salud mental y algo más escuálida la cuenta corriente. Sí, ahora formo parte de esta masa social que lleva de vareta a media Europa, y más concretamente al no pequeño grupo esculpido por tres parámetros: joven, licenciado y español.

Sigue leyendo

Anuncios